Skip to main content

El amargo sabor que deja el cierre de Ideartes

Hace un par de meses mi buena amiga Pilar me dio una de esas noticias que nunca en la vida pensé recibir: " July, ¡van a cerrar el Instituto!". La institución donde estudiamos juntas y comenzamos nuestra amistades, la misma de la que tenemos títulos enmarcados en las paredes de nuestras casas y nos dio los fundamentos de la profesión que ejercemos ¡cerrará al final de este año!.

El cierre del Instituto de Artes, Ideartes, es inevitable.  Pilar,  yo, y tantos otros amigos, compañeros y colegas quedaremos huérfanos de alma mater. Seremos al finalizar este año los egresados de una institución académica que, aunque dedicada y reconocida en una época por sus programas de publicidad y mercadeo, no logro seguir posicionándose como la institución para estudiar estas disciplinas.  

Mis años en el instituto estuvieron marcados de altas y bajas académicas. Mi desempeño académico no fue malo, pero el programa en ese entonces seguía buscando su forma, cambiando constantemente para quizás  atraer más estudiantes. Mercadeo y Publicidad en la primera década del  2000 aún estaba en proceso de maduración y al parecer realmente nunca floreció. Un par de años después de mi graduación el programa fue finalmente cancelado.

Nuevos programas ligados a publicidad, diseño y fotografía aparecieron. Una nueva modalidad académica también lo hizo. Quizás en esa necesidad de renovándose para atraer aplicantes a sus programas, fueron parte de esas primeras señales de la enfermedad terminal que  causó la muerte del instituto. Y en medio de todo este proceso de reinvención   registros importantes fueron negados y las deudas se fueron acumulando. El aparato que soporta la vida artificial del Instituto será finalmente desconectado el próximo 31 de diciembre. 

Recuerdo q en mi época de estudiante el programa de publicidad siempre fue vibrante y su grupo de nuevos estudiantes constante. Los grupos de mercadeo cada vez eran más pequeños y el currículum constantemente cambiando - en los 3 años de duración del programa el currículum cambio dos veces. Del grupo de casi 20 estudiantes no quedábamos menos de una docena a la hora de graduación y la verdad no creo que fuésemos tantos.
Al Instituto le debo muchas alegrías y buenos momentos, amistades y sin duda las bases de lo que hago día a día. 

Es lamentable que sus puertas se cierren, pues aunque las crisis financieras son duras de superarar, es más duro superar el no cumplimiento de los requisitos que el estado existe, pues para esos no existe venta de empanadas que valga, deando un sabor amargo en el alma y la sensación de que se hubiese podido hacer algo para evitarlo, de habe sabido que estaba pasando.




Comments

Popular posts from this blog

What we started a drunken night out

I met Justin in Medellin in May 2007, while he was traveling around Colombia before moving to D.C to attend school. He visited Bogotá and the coffee country before arriving in Medellin, where he stayed at a hostel where one of my best friends, and occasional I, used to work. While I waited for my friend to finish her shift before going out, I saw him first and everything about him grabbed my attention. I remember asking my friend who he was but she was in a bad mood and wanted only to go out and dance the day off. I was glad when I saw him again at the bar I was dancing with friends. Yes, he was good looking and a good dancer but there was something else that made my eyes glued onto him. It was kind of embarrassing— it’s not the Latina seductive style to stare— but I couldn’t stop. Anyway, I’m not really a shy person so, in the end, it didn’t matter that much. Eventually, we found ourselves dancing with each other, pretended to talk and kissed.


We run into each other again the next nig…

Ser mujer: un inevitablemente riesgoso destino

En el 2006 mi amiga Caro y yo viajamos juntas por Israel y Egipto. Juntas empacabamos maletas, viajamos por horas y nos aventurabamos a tierras, no solo lejanas, si no de idiomas y tradiciones ajenas a las nuestras. Juntas recorrimos pueblos y ciudades— de esas que escuchábamos en las misas del colegio los miércoles o veíamos en las siempre repetidas películas de la semana santa—, en las que nos hospedábamos en casas de amigos de amigos, hoteles que salían en libros, que algún "conocido" había recomendado o encontrabamos en Internet.  Caro y yo, así como imagino Mariana y Maria José, las mochileras argentinas, emprendimos ese viaje, a pesar de algunas reservas de familiares y amigos, para conocer lo diferente, aprender de otros, y saborear el mundo. Viajabamos para crecer, para ser.

Siempre me ha dolido aceptar la realidad de que las dos volvimos sanas y salvas por "debuenas*" porque esas reservas de familiares, amigos y hasta propias, están arraigadas en la real…

In the Land of Freedom

Since the arrival of the first European immigrants to North American the country known today as: The United States of America started to be built on immigrant blood.From mass immigration though Ellis Island, New York, in the early 1900’s to crossing the border walking the deserts of Texas or Arizona today, the idea of America as the land of freedom, where the sky is the limit, has attracted and continues attracting immigrants around the globe. For many years, in order to control the unstoppable immigration; which has apparently transformed into a problem, thought the years different immigration polices and strategies has been used being Secure Communities being one of the most recent.Although Secure Communities has effectively deported dangerous criminals, the program should not be enforced nationwide as a federal law because it breaks apart American families while reducing the cooperation between illegal immigrant communities and local police.After the attacks on September 11th the D…